Una trágica lección…

Compartir:

Por Óscar Tamez

Por cierto…
La muerte de una menor quien fue raptada en la CdMx, desata oootra vez la descarga de las incompetencias del sistema político mexicano sobre los maestros, circuló ayer un protocolo sobre las responsabilidades de los docentes al encontrarse alumnos fuera del horario escolar en el centro educativo. El mentado manual y protocolo incluye que los docentes deban permanecer con el menor y entonces hablar a la oficina regional, si después de hasta hora y media, los angelitos de la SEP no aparecen, llamar al DIF para que éstos lleguen cuando se les inflame el ombligo y acompañarlos junto al menor.
¡A ver!, en ningún lado del protocolo habla de la seguridad del docente, sobre la posibilidad de sanciones laborales o pérdida de otras actividades por atender al hijo de una señora o señor, quien puede andar de café, en la lotería o en un lugar menos confesable.
¡No es responsabilidad de los docentes la seguridad de un menor fuera de horario!, suficiente lo que se les ha responsabilizado ante la negligencia de gobiernos y tutores.
Es momento que el SNTE y agrupaciones de maestros promuevan amparos por estas medidas, pues nadie habla de lo que les puede suceder si llegan a tener un accidente en el traslado o el tutor pone denuncia por secuestro.
De nuevo las pulgas al perro más flaco.
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *