Mexicana descubre molécula que frena el coronavirus

Compartir:

Por Rosa María Rodríguez Quintanilla

(LaTalachanoreste.com).-La científica mexicana Gabriela León descubrió la nanobiomolécula Nbelyax que frena el contagio del coronavirus, y que fue contratada por el gobierno de China para prevenir y buscar la cura del virus. Italia está en pláticas para adquirir sus servicios, y Sudamérica está por recibir los primeros embarques del producto.
Gabriela León, Directora de la empresa Gresmex, empezó a desarrollar esta nanobiomolécula hace 10 años y ya está patentada en 104 países. Este producto, dijo en entrevista que le hizo el periodista Pedro Ferriz, es capaz de eliminar virus, bacterias, esporas y microbacterias; incluso, detener la propagación del coronavirus que ya ha causado más de 3 mil muertes en el mundo, asegura.
“Hace 10 años, en nuestra empresa ya hacíamos los famosos antibacteriales, pero no inactivaban los virus. Como no había nada en el mundo que cumpliera dos características importantes: eficacia e inocuidad, nos dimos a la tarea de desarrollar esta molécula, y aplicando la nanotecnología, logramos esta nanobiomolécula formada por extractos de cítricos, es muy pequeñita, mide sólo dos nanómetros…”
-¿Qué es lo que hace?

“Puede entrar por los canales iónicos a los virus, que son los gérmenes infecciosos más pequeños y desactivar el material genético, y es así como inactiva, no solo los virus, sino también a las bacterias, hongos, las esporas y microbacterias.
La científica mexicana refirió que en México, el coronavirus está en fase de mitigación, no de contención y lo único que puede ayudar a frenar estos contagios, es la prevención.
“Esta molécula está enfocada a prevenir los virus, a través de antisépticos y desinfectantes. Es un producto tan bondadoso, incluso biodegradable, que se puede nebulizar y aplicar en superficies materiales y medio ambiente…”
La científica acepta que, si bien, esta nanobiomolécula constituye un gran avance de México, “nadie es profeta en su tierra y hasta que vino China a validar la tecnología y a interesarse en ella, acá (en México) nos hacen poco más de caso. Ya estamos exportando el producto a varios países, Italia también está interesada, a Sudamérica ya se van los primeros embarques, y aquí (en México) esperamos contenerlo”
Incluso, ha llegado a reconocer públicamente que “Ser mexicana y no poder ayudar a México, es nuestra frustración”
Asegura que se ha topado con muchos obstáculos en el sistema de salud para ayudar a México, en donde prevalecen la falta de ética y fuertes intereses. “Hablamos con epidemiólogos y ni siquiera te reconocen la existencia de infecciones intrahospitalarias, mucho menos la amenaza de una pandemia”
Lamenta, por ejemplo, que mientras la OMS ordena que los hospitales no deben tener más de 3 y 5 % de infecciones intrahospitalarias, en México un hospital “estrella” tiene hasta el 19%.

10548.jpg

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *