El Caballero de la Lealtad…

Compartir:

Píldoras de historia y algo más

Por Augusto

José María Pino Suárez, escritor y político mexicano. Nació el 8 de septiembre de 1869, en Tenosique, Tabasco, México.
Hijo de Josefa Baltasara Suárez y José María Pino, un reconocido comerciante. Creció en el seno de una familia acomodada, su madre fallece a pocos meses del alumbramiento de José María.
Desde entonces, su padre lo deja al cuidado de un tutor privado, con éste realiza sus estudios primarios, posteriormente José María se traslada a Mérida donde continúa estudiando, ingresa al Colegio de San Ildefonso, una vez graduado de éste se incorpora a la Escuela de Jurisprudencia de Yucatán, de la cual obtiene el título de abogado en 1894.
Terminada la etapa de estudios, Pino Suárez se desempeña como abogado, dos años después de graduarse abre un despacho de abogados en la Ciudad de México (1896), en compañía de su tío, el mismo año contrae matrimonio con María Cámara Vales, de esta unión tiene 6 hijos.
Residió en México hasta 1899, momento en el que regresa a Mérida, donde se desempeña como abogado y periodista, además de escribir y publicar poemas de su autoría.
A lo largo de su carrera ahorro dinero, el cual invirtió en 1904, momento en el que compra una imprenta y comienza a publicar, el periódico “El Peninsular”, periódico que luchó por la libertad de expresión.
En el periódico, Pino Suárez denunció la explotación de empleados por parte de hacendados y otros ultrajes a la libertad y dignidad de los ciudadanos.
Su pasión por la escritura lo llevó a gestar la asociación de la prensa yucateca en compañía de otros colegas periodistas.
Pino Suárez estuvo alejado del ámbito político hasta 1909, año en el que entra en contacto con Francisco I Madero, quien para ese entonces estaba haciendo campaña para la presidencia de México, desde entonces se unió al Partido Antirreeleccionista y colaboró en la campaña de Madero en la que organizó los clubs antirreelecionistas de Tabasco y Yucatán, llegando a ser presidente de uno de estos clubs.
La campaña de Madero se ve saboteada por Porfirio Díaz y Madero tiene que exiliarse en Estados Unidos, desde ese lugar crea el “Plan San Luis”, proyecto político en el que se planteaba una reforma agraria que devolviera las tierras tomadas injustamente por Porfirio Díaz, el plan también incluía el alzamiento en armas llevado a cabo en el 20 de noviembre de 1910.
Después del alzamiento en armas, Madero es elegido presidente y este le otorga a Pino Suárez la Gubernatura de Yucatán, cargo que desempeño desde el 5 de junio al 8 de agosto de 1911, desde entonces José María llevó una estrecha relación con Madero, incluso fueron la fórmula escogida por el Partido Constitucionalista Progresista para la Presidencia de México.
Motivo por el cual Pino Suárez es nombrado Vicepresidente (1911-1913). Durante el gobierno de Madero y Pino Suárez se trató de aplicar lo propuesto en el “Plan de San Luis”, pero poco fue lo que lograron, dado que no contaban con el apoyo de los diputados y México no contaba con los fondos para llevar a cabo todas las reformas.
La traición de  Victoriano Huerta acaeció en el suceso conocido como la “Decena Trágica” (9 al 19 de febrero de 1913),
juntos, Victoriano Huerta y el embajador estadounidense, conspiraron ya que este último no tenía buena relación con Madero.
Para concluir el plan se necesitaba que Madero renunciara a su cargo, motivo por el cual Victoriano manda aprehender a Madero y Pino Suárez para después forzarlos a renunciar, dándoles como garantía que si lo hacían no serían asesinados.
Sin embargo, éstos son asesinados el 22 de febrero de 1913, siendo atacados por hombres que se justificaron, alegando como motivo, la sospecha de fuga.
No hay duda que si Pino Suárez viviera, su última voluntad hubiere sido el descansar perpetuamente junto a su mejor amigo y jefe. Francisco I Madero, en el Monumento a la Revolución en la Ciudad de México y no en la Rotonda de las Personas Ilustres.
Porque en su apodo llevaba el reconocimiento popular de ser el Caballero de la Lealtad.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *