Noroña en Monterrey…

Compartir:

Por Óscar Tamez

Por cierto…

El gorila llegó a NL. Viene a retar a quienes le dijeron que su presencia no es grata.

Un patán de cantina, ese es su comportamiento.

Insiste en polarizar entre Eugenio Garza Sada y los pillos secuestradores que terminaron asesinando.

La misma reacción de indignación si eso lo hacen los secuestradores a cualquier regio.

No se trata de empresarios, el asunto es que en NL todos tenemos historias de secuestros muy cercanas y un patán como el gorila pretende decir que eso es un acto valiente.

Vaya, estará en el Congreso hablando de libertad de expresión.

Finalmente los dipus locales también tienen derecho a la libertad de expresión y decir que el personaje no les resulta grato.

Qué pena haya diputados locales que le hagan el circo, y en frente activistas como Cande Maldonado quien por cierto se vio mal frente al gorila. ¡Lo batearon de home run!

Es que a tipos como el visitante es mejor hacerles el vacío, pues lo que buscan es provocar, de eso ha vivido en la política.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *